Super Mensajes

¡Acabó molesto! Paolo Guerrero jugó su primer partido profesional en el fútbol peruano y, tras el final del César Vallejo vs Cusco FC, criticó duramente al árbitro del cotejo: Boris Santos Pérez. ¿Qué dijo el 'Depredador'?

Espera acciones de la FPF

Las palabras del popular delantero tuvieron lugar tras el final del duelo entre 'poetas' y cusqueños, encuentro que acabó igualado 2 a 2 en el Estadio Mansiche de Trujillo.

Allí, Paolo Guerrero realizó una dura crítica contra el árbitro y confesó que se sintió muy indignado por el nivel del colegiado a lo largo del partido.

Incluso, el delantero peruano instó a la Federación Peruana de Fútbol a tomar las acciones correspondientes.

"Muy indignado con el arbitraje. Espero que la FPF tome cartas en el asunto con este árbitro. Es un retroceso para el fútbol peruano. Estos tipos (Cusco FC) salieron a golpear y no a jugar al fútbol", para L1 Max.

Polémica decisión

Cabe decir que el arbitraje de Boris Santos Sánchez ha sido duramente cuestionado también redes sociales.

Una de las decisiones más señaladas por los usuarios fue, precisamente, con Paolo Guerrero como protagonista.

Y es que, en una disputa por el balón, el nuevo jugador de la Universidad César Vallejo (UCV) impactó al defensa de Cusco FC con un duro golpe con el brazo.

Como respuesta, el colegiado decidió sancionar al 'Depredador' con una tarjeta amarilla. No obstante, hay un sector de los internautas que consideran que la magnitud del golpe ameritaba una tarjeta roja.

Debut agridulce

Tras semanas de un conflicto mediático con César Vallejo y llegar a un acuerdo para respetar su contrato con los 'poetas', Paolo Guerrero hizo finalmente su debut oficial en laLiga 1 con la camiseta 'poeta'.

Sin embargo, este el anhelado partido fue agridulce para el exjugador de LDU de Quito. Ello se debe a que, por un lado, anotó apenas en los tres primeros minutos de su primer partido como futbolista de la UCV.

Sin embargo, pese al tanto del 'Depredador', los dirigidos por Roberto Mosquera no pudieron quedarse con los tres puntos en casa y empataron 2 a 2 con un duro Cusco FC.

Tras este partido, Paolo Guerrero no ocultó su molestia contra el árbitro Boris Santos Pérez y aseguró estar indignado con su desempeño. Incluso, declaró públicamente que espera que la FPF pueda tomar las cartas en el asunto contra el mencionado colegiado.