Tipo de cambio
Compra
S/.3.811
Venta
S/.3.818
Compra
S/.4.41
Venta
S/.4.5
Compra
S/.3.793
Venta
S/.3.836
Compra
S/.3.745
Venta
S/.3.897
Compra
S/.3.76
Venta
S/.3.862
Compra
S/.3.791
Venta
S/.3.853
Compra
S/.3.7
Venta
S/.3.86
Noticia Anterior
  • Inicio
  • La Razón
  • Por Ricardo Sánchez Serra / Tánger, una ciudad tradicional y moderna

Por Ricardo Sánchez Serra / Tánger, una ciudad tradicional y moderna

Ricardo Sánchez Serra

Tánger, “La Blanca”, es un puerto cosmopolita que se encuentra en el estrecho de Gibraltar, en un posición estratégica atlántica-mediterránea, en donde convergieron cristianos, judíos, musulmanes y grandes civilizaciones, como la cartaginesa, romana o árabe. Su historia se remonta a los fenicios que la bautizaron como Tingis, hija del titán Atlas y diosa amante de Hércules.

El laberinto de las calles de Tánger

Una ciudad internacional -que estuvo por varias décadas bajo la administración de varios países, hasta que Marruecos la recupera luego de su independencia- mágica y mitológica -y que fue parte de la dote de una novia-, a donde uno le gustaría vivir y morir. Una metrópoli con tinte marroquí, español, inglés y francés.

Muralla que custodiaba la ciudad

Fue el principal centro comercial y la capital diplomática de Marruecos y en donde Estados Unidos inauguró su primer consulado en 1797. Muchas personalidades nacieron, vivieron o se inspiraron en Tánger, como el viajero y explorador Ibn Battuta, los políticos Jean-Luc Mélenchon, Jorge Verstrynge, Íñigo Méndez de Vigo, Rachid Talbi Alami y Youssef Amrani, los deportistas Mohamed Elyounoussi, Oussama Tannane y Mohamed Abarhoun.

Delegación peruana en el puerto de Tánger

Expresión artística

Asimismo, grandes pintores se inspiraron en hacer sus obras en Tánger como Henry Matisse, Eugène Delacroix y los también célebres escritores Francis Bacon, Paul Bowles y Tenesee Williams. Hasta los Rolling Stones se enamoraron del puerto, entre muchos otros personajes. Es que la ciudad es original, con un encanto inigualable, basta ver su arquitectura, la Rue de la Plage, el Museo de las Culturas Mediterráneas la Kasbah de Tánger, el Gran Teatro Cervantes, el bulevar Pasteur, los muros del castillo portugués, admiren sus callecitas en la ciudad vieja, sus azulejos, sus laberintos.

Al Boraq, primer tren bala de alta velocidad de África y los países árabes

Mención aparte merece el tangerino Ibn Battuta -anterior a Américo Vespucio y a Fernando de Magallanes- quien por treinta años viajó por el mundo musulmán, llegando incluso a la India y China. Poco conocido, sin embargo, es uno de los grandes viajeros de todos los tiempos. Se le compara con Marco Polo. Tiene un museo dedicado a su memoria y se sabe de sus viajes gracias a que escribió un libro (rihla).

Belleza de arquitectura

El megapuerto de Tánger-Med

Acompañando a una delegación de congresistas peruanos, liderada por Ernesto Bustamante, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores e integrada por el almirante (r) José Cueto Aservi, presidente de la Comisión de Inteligencia y por Patricia Juárez Gallegos, presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento, llegamos a Tánger, procedentes de Casablanca en tiempo récord, en el Al Boraq, el primer tren bala de alta velocidad en África y los países árabes, una demostración que la nación está avanzando rápidamente hacia el progreso.

Cañón británico de principios el siglo XIX

Inmediatamente nos trasladamos al megapuerto de Tánger-Med, convertido en poco tiempo en el primero del Mediterráneo y de África y que se encuentra al frente de Gibraltar, a 14 kilómetros de la península ibérica. Cabe mencionar que el Rey Mohammed VI dispuso que se construyera en Tánger -con una inversión de 9 mil 300 mil millones de euros, en una alianza público-privada-, desoyendo a los técnicos que le aconsejaban erigirlo en el Atlántico. Decisión acertada, sin duda, porque ya ha superado a los puertos de Algeciras, Pireo, Valencia o Génova.

Mercadillo de Tánger

Tánger-Med se encuentra en el centro de los más importantes intercambios internacionales. Es un complejo portuario, zona franca logística, red de parques industriales y numerosas infraestructuras de conexión. Es el 23 puerto más importante del mundo (hay que tener encuentra que los diez primeros son asiáticos). Con capacidades excepcionales, es un puerto integral, que mueve más de 9 millones de contenedores, 7 millones de pasajeros, 700 mil camiones, un millón de vehículos al año (Renault, Peugeot, autos eléctricos). 1.100 grandes empresas se han instalado allí, aeronáuticas, textiles, etc. Ha creado más de 100 mil puestos de trabajo.

Otro aspecto de la muralla

Conexión global

Está conectado con más de 180 puertos de 70 países y sus directivos manifestaron que ansían un acuerdo (oportunidades de negocios) con el puerto del Callao, por su gran importancia en el Pacífico. “Nosotros estamos cerca de Europa con una infraestructura logística desarrollada, que está en zona franca, y dedicar una zona dedicada a Perú y utilizar las cadenas que ya existen”, afirmaron.

Gran mezquita de Tánger

Centro de la ciudad vieja de Tánger

Escultura de la época romana. Museo de las Culturas Mediterráneas la Kasbah

Silla en que llevaban a la novia a conocer a su esposo. Museo La Kasbah

Monumento al explorador Ibn Battuta

Museo dedicado a Ibn Battuta

Viajes de Ibn Battuta

Autos eléctricos en el puerto de Tánger. Cuestan unos 7 mil dólares

Otra parte de la ciudad de Tánger

The post Por Ricardo Sánchez Serra / Tánger, una ciudad tradicional y moderna appeared first on La Razón.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia