Super Mensajes

Implicaría impacto menor sobre los sectores primarios en particular Pesca y Agropecuario, sostiene

ANDINA/Difusión

    

Scotiabank señalo que ha revisado al alza la proyección de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del Perú para el 2024 de 2.3% a 2.7%.

Esta decisión se sustenta en un Fenómeno El Niño (FEN) menos intenso de lo esperado, un efecto estadístico positivo por una caída mayor a la proyectada de la actividad económica en el 2023 y una potencial desaceleración de la economía mundial menor a la prevista. 

Un reciente informe de la Comisión Multisectorial Encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN) muestra que existe una probabilidad de 45% de que el FEN sea “débil” y 23% que no se concrete durante el primer trimestre de 2024. 

“Este panorama difiere significativamente de la probabilidad de 49% de un FEN de intensidad “fuerte” que se tenía en octubre del 2023, cuando publicamos nuestras proyecciones anteriores”, indicó Scotiabank. 

Anotó que un FEN “débil” implicaría un impacto menor sobre los sectores primarios, en particular Pesca y Agropecuario. 

“En nuestra proyección anterior asumíamos que las aguas cálidas asociadas al FEN iban a tener un impacto importante sobre la primera temporada de pesca de anchoveta -que usualmente se inicia en abril-“, apuntó. 

Ahora, asumimos una campaña con una afectación marginal, lo que junto a una baja base de comparación (durante el 2023 no se abrió de forma oficial la primera temporada),permitiría un importante crecimiento del sector Pesca (16.7%). 

Esto último favorecería también la producción de harina de pescado e, indirectamente, a la Manufactura Primaria (7.3%),a lo que también contribuiría el primer año completo de operaciones de la nueva refinería de petróleo de Talara. 

El sector Agropecuario (2.4%) también registraría una recuperación, aunque sin llegar a los niveles de actividad del 2022. La principal razón es que el FEN se inició en marzo 2023 y ha venido afectando la campaña agrícola 2023/2024. 

Así, la sequía en la sierra, en especial en el sur, durante gran parte del 2023 ha originado una caída del área sembrada de importantes cultivos para el mercado interno como papa, maíz y frijol, lo que afectaría la cosecha que se registrará entre abril y junio del 2024.

De otro lado, las altas temperaturas registradas en la costa norte afectaron durante el segundo semestre del 2023 los rendimientos de cultivos de agroexportación como arándanos, espárragos y mango, mientras que la amenaza de la llegada de intensas lluvias originó el adelanto de cosechas de cultivos como la uva, lo que afectaría la producción agraria durante el primer trimestre del 2024. 

No obstante, Scotiabank refirió que el FEN llegaría a su fin entre marzo y abril del 2024, lo que permitiría una importante recuperación de la oferta agraria durante la segunda mitad del año. 

El sector Minería e Hidrocarburos (2.5%) mostraría una importante desaceleración respecto del crecimiento de alrededor de 8% que habría mostrado en el 2023, cuando se vio favorecido por el primer año completo de operaciones de la mina de cobre Quellaveco (Moquegua). 

“Para el 2024 prevemos una expansión marginal de la producción de cobre ante la ausencia de nuevos proyectos importantes”, señaló Scotiabank. 

De otro lado, sostuvo que el subsector Minería sería liderado por la mayor producción de estaño -normalización de la producción de Minsur tras las protestas durante el primer trimestre del 2023 en Puno- y molibdeno -Quellaveco inició operaciones productivas en su planta de molibdeno a partir de mayo de 2023-.