Super Mensajes

El presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida),Carlos Figueroa, informó que este 2024 se fortalecerá la interdicción aérea gracias a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos orientados a este aspecto de la lucha contra el narcotráfico.


Indicó que dichas acciones permitirán tener un impacto en el puente aéreo generado entre Bolivia y nuestro país, que es una de las vías por los que sale en la actualidad gran parte de la producción tanto de cocaína base como clorhidrato, proveniente de cultivos de la zona de selva baja.

Figueroa precisó que se trata de zonas donde difícilmente se tiene acceso directo por carretera o por vía fluvial, por lo que la metodología de transporte utilizada por las organizaciones delictivas es el uso de pistas clandestinas para la generación de estos puentes aéreos.


“Lo que va a ocurrir es que vamos a tener el espacio aéreo controlado al cien por cien con apoyo de tecnología y así poder empezar a romper ese puente aéreo (entre Bolivia y Perú) para que no haya una penetración impune de nuestro territorio y poder romper esa línea de transporte de la droga”, declaró el titular de Devida a la Agencia Andina.

“Estamos ahora en la fase final del trabajo con el Congreso para que se apruebe este acuerdo que se ha trabajado con el gobierno de los Estados Unidos, que nos va a permitir frenar el avance (del narcotráfico) en zonas alejadas de Selva baja principalmente”, añadió Figueroa Henostroza.

Metas para el 2024


El presidente ejecutivo de Devida resaltó también que este 2024 se les ha asignado un presupuesto de 430 millones de soles, el cual les permitirá llevar a cabo acciones relacionadas con desarrollo alternativo así como erradicación e interdicción de cultivos ilegales, además de prevención y tratamiento del consumo de drogas.

Precisó que, conforme al compromiso expresado por la presidenta Dina Boluarte en materia de lucha contra el narcotráfico, para este 2024 tienen previsto trabajar en la erradicación de 25 mil hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca.


Figueroa indicó que ello implica frenar el ingreso de aproximadamente 229 toneladas de cocaína al mercado local, lo que significa dejar fuera del alcance de la población cerca de un millón 600 mil dosis de drogas cocaínicas.

“Adicionalmente vamos a atender a más de 50 mil familias con desarrollo alternativo, para que puedan servir de contención al avance del narcotráfico en nuestra Amazonía, donde vienen generando depredación del medio ambiente, deforestación y pérdida de capacidad productiva de esas tierras”, señaló el titular de Devida.

(FIN) MRCA/RMCH

Más en Andina:



Publicado: 29/2/2024