Super Mensajes

Los legisladores rebeldes no se quedaron callados, y denunciaron que el alcalde de Lima quería imponerles una ley mordaza. Los fieles a Porky renunciaron a la bancada y de inmediato dejaron en off side a los disidentes. 

Además, muchos le recordaron a López Aliaga que él había prometido culminar sus cuatro años de mandato en la Municipalidad de Lima, comparándolo con su odiada Susana Villarán, quien se lanzara a la reelección, a pesar de haber jurado y rejurado que no lo iba a hacer. ¿Una promesa incumplida más sí importa, sea de izquierda o de derecha?