Desde el inicio de la pandemia covid-19, se ha podido apreciar el aumento de la adicción a los videojuegos en niños, adolescentes y jóvenes, debido al encierro y la falta de interacción con otras personas de su misma edad, advirtieron especialistas del Hospital Víctor Larco Herrera (HVLH), del Ministerio de Salud (Minsa).

¡Atención! Niños pasan más horas delante de la computadora o el celular y usan las consolas con mayor frecuencia que antes

En estos grupos se ha incrementado la interacción con la tecnología digital, ya sea por estudios o entretenimiento, y esto puede perjudicar otros ámbitos de la vida de una persona, dijo la médica psiquiatra Julissa Castro, del HVLH.

Los menores de edad están horas delante de la computadora, tableta o celular; pero además su modo de diversión también está cambiando por estas vías digitales. Igualmente, para jugar utilizan las consolas de Nintendo Wii, Nintendo Switch, PlayStation con mayor frecuencia que antes de la pandemia”, destacó.

Castro dijo que se debe estar alerta ante situaciones de dependencia mayor que pueda ocasionarles problemas posturales, falta de horas de sueño, trastornos alimenticios por no querer “desconectarse” para almorzar o cenar, abandono de actividades vitales, como alimentarse o dormir; al igual que problemas de conducta.

Casos graves

Si no desea entrar a las clases o hacer las tareas por preferir jugar, incluso si se orina en su sitio porque prioriza seguir jugando antes que ir al baño, estos son casos de mayor gravedad que indican que se debe recibir ayuda profesional”, anotó la especialista.

Sostuvo que los profesionales de la salud mental atienden cada vez más niños y adolescentes con estos problemas de adicción, y aunque no se tienen cifras oficiales en las que se mencione sobre el incremento de las horas de juego virtual o de exposición a las pantallas digitales, las plataformas demuestran que hay un aumento general de los jugadores en línea.

Es importante analizar los videojuegos que están usando los jóvenes en su día a día. “En cada hogar son diferentes y los padres deben estar atentos porque la mayoría de estos juegos electrónicos forma parte de la manera de socializar de los hijos. En muchos casos, los niños de 8 años aproximadamente juegan Roblox, donde los usuarios interactúan entre sí. Entonces, no solo se divierten, sino que se están integrando socialmente”, puntualizó.

Tiempo límite para jugar

Sugirió que cada familia establezca un tiempo de juego no mayor a tres horas, de preferencia durante el fin de semana, para que complemente las actividades del colegio. El juego también debe comprender una interacción con sus compañeros de clase o personas conocidas para evitar riesgos.

En esa línea, los padres deben identificar quiénes son los amigos de sus hijos y mostrar interés en ellos, será una gran oportunidad para conocerlos.

Cabe destacar que la Academia Americana de Pediatría hace referencia que desde los 3 hasta los 12 años lo adecuado sería que el uso de los videojuegos sea entre 1 a 2 horas al día y preferiblemente durante los fines de semana. Castro recomienda que de lunes a viernes no haya videojuegos, pero que los fines de semana sería variable dependiendo de la edad y del tiempo libre que tengan el niño y el adolescente.

La OMS recomienda:

Ten en cuenta que, durante una pandemia, muchos niños y niñas no tendrán la misma cantidad de actividad física a la que están acostumbrados. Si el aprendizaje, la socialización y el juego se limitan, por ahora, a la pantalla, necesitamos nuevas formas de ayudar a los niños a mantenerse activos. Con las actuales restricciones de salir y jugar al aire libre, la OMS ha recomendado los videojuegos activos y las clases de ejercicios en línea como una forma de mantenerse saludable en casa. Esta es una buena solución porque proporciona actividad física y entretenimiento. Este consejo es útil tanto durante la pandemia de COVID-19 como también cuando la vida vuelve a la normalidad. La OMS también ofrece ideas para la actividad física en el hogar que no dependen de una pantalla, lo cual es útil para familias con conectividad limitada. También en nuestra página web, tenemos guías de actividades e ideas para jugar y compartir momentos agradables y divertidos con los niños y niñas.

Como muestra la pandemia COVID-19, dependemos cada vez más de la tecnología digital. Se ha convertido en un salvavidas para aquellos de nosotros confinados en nuestros hogares.

Ahora es un buen momento para revisar las suposiciones relacionadas con el uso de estos dispositivos por parte de los niños, que a menudo se derivan del miedo a lo desconocido. Para contrarrestar estos temores, los padres pueden usar el tiempo extra que pasan junto a sus hijos mientras están encerrados para aprender más sobre los mundos de los demás, tanto digitales como físicos.

La entrada Minsa: pandemia del covid-19 incrementó adicción a videojuegos se publicó primero en El Men.