Super Mensajes

En abril del presente año se presentó un proyecto de reforma en el Congreso, para modificar la Constitución y eliminar los movimientos regionales como canales institucionales de participación política, aduciendo que esto fortalecerá los partidos.

La propuesta es de la bancada de Somos Perú, a través del congresista Héctor Valer, así como de Acción Popular, con los legisladores Darwin Espinoza y Wilson Soto. Entre los argumentos señalan que la presencia de los movimientos no ha creado mayor representatividad política local o regional, como se esperaba.

Dicen que más bien, por el contrario, “han servido como plataformas para instaurar prácticas antidemocráticas, tales como el clientelismo y ‘vientres de alquiler’ para políticos y outsiders, además de la corrupción, lo que debilita el sistema político”.

Para hablar de este proyecto, el alcance del mismo y las consecuencias que puede provocar, la Red de Medios Regionales del Perú conversó con Fernando Tuesta Soldevilla, analista político especializado en temas electorales y Freddy Vracko Metzger, presidente de la Asociación de Movimientos Regionales. Aquí un resumen de lo que dijeron.

Muchos congresistas tienen vínculos con movimientos regionales

Según Fernando Tuesta, en la propuesta para eliminar a los movimientos regionales bajo el argumento de fortalecer a los partidos políticos nacionales, hay varios problemas. El primero, que tiene que pasar por una reforma de la Constitución.

En su artículo 35, la Carta Magna sostiene que las personas tienen derecho a participar en política a través de partidos, movimientos o alianzas. Para modificarlo, se requiere 87 votos y tienen que pasar, cuando menos, en dos legislaturas consecutivas.

“Creo de verdad que esto es muy difícil que lo consigan. Entre otras cosas, porque muchos congresistas tienen vínculos con movimientos regionales o van a participar en algunos o probablemente tienen expectativas a través de ellos alcanzar la representación”.

Fernando Tuesta Soldevilla

Los congresistas dejan el cargo el 28 de julio del 2026. Y las elecciones regionales y municipales serían en octubre, noviembre de ese mismo año. “Yo creo que hay un nivel de expectativa de muchos, incluso aquellos que no tienen vínculos con movimientos regionales. Pero ese es un punto”, señala.

Porque los partidos fracasaron es que se amplía la cobertura con los movimientos regionales

Tuesta Soldevilla dice que se cree que se fortalecerán los partidos eliminando a los movimientos regionales. Advierte que hay un error. Pues es justamente al revés. Porque los partidos fracasan, es que se amplía la cobertura de los movimientos regionales, afirma.

“El desplome del sistema partidario peruano al inicio de los 90, no trajo consigo la aparición de partidos programáticos sino más bien de partidos personalistas de poca capacidad de atracción de votos a nivel regional”, explicó el analista.

Fernando Tuesta Soldevilla

Fue a partir del 2002, motivado por el proceso de descentralización a través de la regionalización que los movimientos regionales adquieren una suerte de partida de nacimiento. Y a lo largo del tiempo, en las elecciones del 2006, 10, 18 y 22, los partidos políticos nacionales tan solo han ganado como promedio un tercio de los cargos de representación regional, provincial y distrital.

No hay un solo partido que haya cubierto las 25 regiones

En ese sentido, Fernando Tuesta refiere que las últimas elecciones han sido ganadas en su gran mayoría por los movimientos regionales, y ahí es donde se han fortalecido. Los partidos políticos nacionales no han podido colocar candidaturas a nivel regional, provincial y distrital en los últimos años.

No hay un solo partido que haya podido cubrir las 25 regiones, las 196 provincias a nivel municipal o los 1636 más o menos distritos. Ni siquiera a nivel regional en todas las circunscripciones, afirma el experto en temas electorales.

“Lo que podría ocurrir es que algunos distritos y provincias quedarían sin candidatos. No las principales provincias o distritos, pero muchos sí, a nivel rural, digamos los lugares más apartados podrían quedarse sin candidaturas”, reflexiona.

Fernando Tuesta

La respuesta podría ser, entonces, obligar a los partidos a que candidateen en todas las circunscripciones. Esto no es posible porque los mismos partidos se van a negar. Y porque no tienen capacidad para hacerlo. Más o menos las candidaturas son más de 12.000. Ni siquiera los partidos tienen la cantidad de militantes que podrían cubrir eso, advierte.

Los partidos se han convertido en un grupo de amigos de siempre

Por su parte, el presidente de la Asociación de Movimientos Regionales, Freddy Vracko Metzger, concuerda con Fernando Tuesta en el sentido de que los partidos nacionales quieren desaparecer la competencia.

Los partidos mismos estaban “fregados”, nadie ya creía en ellos, había una crisis en los 90 y siempre han habido las alternativas departamentales, regionales o vecinales. Y es por esa razón que la Constitución ha establecido que el ciudadano tiene el derecho fundamental de juntarse y poder hacer actividad política en su espacio, que vendrían a ser los movimientos regionales o a nivel nacional, porque es una operación mucho más grande que se hace desde los partidos.

“Lo que ha pasado es que los partidos solamente se han convertido en grupo de amigos de siempre. Ya conseguimos cumplir los requisitos y desde ahí empezamos a tirar dedo a cada región. No hay organización de ningún tipo. Es solamente la dedocracia y eso en el tiempo ha ido minando su propio camino”, refiere Vracko Metzger.

Freddy Vracko Metzger

Entonces, ¿qué ha pasado? Los vecinos se juntaron, en los 90. Eran las listas vecinales independientes y más adelante la otra figura que aparece son los movimientos regionales, en el momento de la regionalización, explica Y el fundamento para los partidos es deshacerse de los movimientos porque no les permiten entrar y “lanzar sus tentáculos” hacia esas regiones, añade.

A través de Iniciativa Democrática trabajamos con todas las organizaciones políticas

Freddy Vracko refirió que se ha generado una entidad que se llama Iniciativa Democrática, con representantes de los movimientos regionales y gente que representa a los partidos. También está el gremio de construcción civil y un grupo que representa a unos colectivos de jóvenes y dirigentes de la universidad Católica.

“Este grupo ya ha empezado a presentar proyectos con la finalidad de llevarlos hacia las organizaciones políticas, y no solamente a las regionales, para que se den cuenta la diferencia entre el pensamiento de los movimientos regionales y los partidos”, dijo.

Freddy Vracko Metzger

Dice que son respetuosos de la Constitución, que señala que las organizaciones políticas son nacionales y regionales. Entonces, en esta idea, en esta concentración de esfuerzos que se está haciendo, la idea es trabajar con organizaciones en general, señala.

En el mes de enero, va a haber un gran conclave, un gran congreso de organizaciones políticas en donde van a estar los movimientos regionales, los partidos. “Va a ser una suerte de presentamos a todos, que piensan tres minutos cada uno de los participantes, y luego se van a empezar a distribuir actividades, o sea, reformas necesarias políticas electorales, en donde participemos de tú a tú”, informa.

Estamos trabajando un proyecto para que no se penalicen las alianzas

El representante de los movimientos regionales señala que han propuesto y ya está en el Congreso el proyecto de ley 6493 de 2023. “Es un paso para ayudar en este marasmo de las organizaciones políticas para mejorar el tema de las alianzas. La ley ahorita penaliza las alianzas, para los partidos en la nacional, si es que ellos se juntan, la valla ya no es 5, de arranque no más cuando hay 2, se convierte en 6, y si bien uno más son 7, y así todo el mundo tiene miedo de hacer alianzas”, concluye.

“Nosotros estamos proponiendo en ese proyecto que hayan las alianzas bipartamentales, polidepartamentales, entre movimientos regionales. Si tres movimientos nos juntamos -según la propuesta-, hacemos alianzas, podríamos presentar candidato al Parlamento por ejemplo, en el departamento de Madre de Dios”, acotó.

Freddy Vracko Metzger

Dice que buscan una representación de los departamentos, porque los partidos se la están llevando por el arrastre y la cifra repartidora, y cuando llegan al Congreso se olvidan de la gente, se lamenta.

Vea la entrevista completa aquí.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube