Tipo de cambio
Compra
S/.4.107
Venta
S/.4.113
Compra
S/.4.1
Venta
S/.4.13
Compra
S/.4.014
Venta
S/.4.176
Compra
S/.4.049
Venta
S/.4.17
Compra
S/.4.057
Venta
S/.4.162
Compra
S/.4.028
Venta
S/.4.19
Compra
S/.4
Venta
S/.4.15
Noticia Anterior

Anécdotas históricas: 5 inventos arequipeños

inventos arequipeños

Nadies nos va a ganar a los arequipeños en inventiva. Nosotros, que por nacer y vivir en este oasis que el desierto rempuja contra los gigantes andinos, felices vivimos aislados del resto de la humanidad, desde siempre nos hemos visto en la necesidad de inventarlo todo, desde la forma de hablar, el chupe de camarones y la nevada, hasta la Mamita de Chapi con su Niño Cimarrón que en lugar de estarse tranquilito en el cielo o en los brazos de su Mamita prefiere hacer cabriolas por los cerros llenándose de espinas sus polquitos y, no quiero mencionar a Paulet, porque no me da la gana de humillar al resto de humanidad recordándoles la inventiva de ese arequipeño memorable.

Güeno pué, este introito es para presentarles 5 inventos arequipeños en solo medio año de 1924: “Invento de un estudiante arequipeño. Procedente de Lima ha llegado a esta ciudad, el joven estudiante arequipeño Tomas E. Piazze aprovechado alumno becario de la Escuela de Artes y Oficios.

El joven es autor de un invento muy recomendable relativo a un cortador de papel para escritorio, cuyo mecanismo es verdaderamente sencillísimo; pues consta de una pequeña regleta de metal con una cuchilla que puede cortar un block de papel, penetrando hasta una profundidad de 2 cm, sin más que una débil presión en una palanquita superior. El cortador en referencia es del tamaño de un sello de escritorio, resultando muy manuable. Este junto con otros inventos del joven, como la reforma de los carros eléctricos, en que inserte el trole, han sido presentados por él en los exámenes finales de dicha Escuela, mereciendo el aplauso y admiración del jurado respectivo.” (El Pueblo 10 de Enero de 1.924).

“Invención de un arequipeño El Sr. Isaac Perea Cáceres ha inventado un aparato el cual es una vitrola mediante la cual auxiliada por las agujas modernas que se aplican a más de 100 discos y el repetidor automático que tan pronto va a finalizar el record del disco lleva la caja fonética al surco inicial, permitirá que, en una fiesta bailable, nadie se preocupe de cuidar el funcionamiento de la vitrola. A la sencillez se suma la perfección.

En efecto, sabido es que la corriente eléctrica de luz, es variable en intensidad y, por tanto, aplicada a un pequeño motor determinaría
revoluciones de velocidad variables en el tambor y claro está, también en las revoluciones del disco, defecto que destruiría la melodía y el ritmo del baile. Pues bien, Perea Cáceres, ha salvado este inconveniente con un diminuto regulador. Algo más: el resorte que presiona el disco y lo detiene, interrumpe a la vez, la corriente eléctrica. En síntesis es una invención muy útil a la del talentoso aficionado don Isaac Perea Cáceres.” (El Pueblo 24 de Enero de 1924).

“Proyector automático inventado por un arequipeño El joven fotógrafo, Sr. Guillermo Rodríguez Zaconet, nos ha mostrado un aparato al que él ha denominado “proyector automático”. Como su nombre lo indica, es un aparato que
proyecta sobre un telón la imagen de una placa fotográfica colocada convenientemente en el centro de un sistema de lentes. /

El mérito del mecanismo de este proyector, es que está dotado de una serie de marcos rectangulares en los que se coloca la placa fotográfica o un aviso comercial; la serie de marcos gira a impulsos de un pequeño motor y, controlado por resistencias y reguladores, tiene un movimiento uniforme, matemático, de tal suerte que cada marco con la placa o aviso se sitúe convenientemente en el tubo de lentes por un tiempo fijo, preciso, unos 15 o 20 segundos, a voluntad del operador, tiempo que permite al espectador apreciar darse cuenta de la fotografía o aviso. / Inmediatamente, es decir, transcurridos los 15 o 20 segundos, avanza otra fotografía o aviso y, sucesivamente continúan los restantes hasta el número 50.

El cambio de los marcos es automático; una vez preparado el proyector funciona indefinidamente sin necesidad de operador o vigilante. Además, no se nota el paso de un aviso para sustituir al anterior, cosa que sería muy molesta pues, llegado el último segundo de tiempo que dura la proyección, un obturador, detiene los rayos de la luz eléctrica, hasta que el siguiente marco con la fotografía o aviso se ha situado perfectamente en el sistema de lentes.” (El Pueblo 28 de Enero de 1.924).

JGCM: Debemos considerar el invento como un precursor del proyector automático de slides, hoy ya pasado de moda. Yo conocí a don Guillermo, era un excelente fotógrafo que tenía su estudio en la segunda cuadra de la calle Moral y tocaba violín en la Orquesta Sinfónica de Arequipa, allá por los años 60 del siglo XX. Tenía, como una curiosidad, un violín eléctrico hecho por él. “El Inventor Nacional.

El Sr. Rafael Collins Martínez que cree haber resuelto un interesante problema de mecánica aplicada, describe su invento y sus posibles consecuencias económicas. La cuenta: yo vine a Lima, procedente de mi Arequipa natal, en el año 1.916 e ingresé a la Escuela de Artes y Oficios con el objeto de hacer ciertos estudios sobre mecánica. En 1922 por una gran casualidad se me contrató para que pusiera en marcha un motor de una motocicleta de construcción bastante nueva; ya en 1923 creé el motor que como se comprende, está basado en el ahorro de combustible, que llega a un 30% sobre el consumo de los mejores tipos inclusive la marca Diesel.

Puedo darles una idea de mi invento; solamente poniéndolo por ejemplo de economía en un automóvil, trabajando solamente 8 horas diarias puede ahorrar por año, en combustible, alrededor de cincuenta libras y un trasatlántico cuya máquina desarrolle un poder de 20,000 caballos de fuerza, puede ahorrar 600 libras de petróleo por viaje, digo un viaje que dure entre ciento veinticinco a 150 horas. Según Cálculos basados sobre el ahorro de combustible por caballo hora y la estadística de producción de petróleo y derivados, dados por el trust mundial es comprensible que dichos ahorros ascendieran a una suma respetable en la economía mundial.

El rendimiento térmico depende del tipo de construcción y también de la potencia del motor, así una unidad que tenga 10 mil caballos de fuerza, tendrá un rendimiento mayor que un motor de 20 H.P. Esto es elemental. Consideraciones y predicciones de varios científicos franceses y en especial las de La Tombé en sus estudios críticos, confirma en forma de posibilidad la conclusión real en la que llega el Sr. Collins en su interesante estudio sobre rendimiento en motores de explosión. Además, el camino seguido para la resolución del problema se basan en cálculos, teniendo todavía un margen de 47 – 77 % rendimiento térmico, siendo el último el límite máximo teórico del ciclo.” (El Pueblo 12 de Junio de 1.924).

“El progreso industrial en Arequipa. El ingeniero electricista Sr. W.S Weeks que maneja las instalaciones de la Sociedad Eléctrica en Charcani, ha construido un horno para fundir acero, el cual ha dado los más satisfactorios resultados; siendo su instalación un notable paso en el progreso industrial, que revela los profundos conocimientos de mecánica, electricidad del mecánico nacional Sr. Montoya, quien lo ha ayudado en su plausible empresa. El Sr. Weeks para construir el horno ha utilizado materiales de aquí; para la calefacción de éste, ha utilizado un gran
dínamo de los que se instalaron para cuando recién se inició la Sociedad Eléctrica.

Ese dínamo que produce una corriente considerable, da lugar a que el horno desarrolle un calor de 2,000 grados. Derretido el acero en el horno, es vaciado, como un chorro de fuego, en una cubeta; allí se le extrae la escoria y después se lleva la cubeta y se vacía en los moldes respectivos. El establecimiento de este horno es de suma importancia, por cuanto está llamado a prestar grandes servicios a todas las industrias. Entendemos que es el único horno de su clase en el Perú.” (El Pueblo 13 de Junio de 1.924).

(En las citas textuales de esta obra se respeta la ortografía de los originales)

Juan Guillermo Carpio Muñoz
Texao. Arequipa y Mostajo. La historia de un Pueblo y un Hombre
Tomo VI. Págs. 25 – 28

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

La entrada Anécdotas históricas: 5 inventos arequipeños aparece primero en El Búho.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia