El Gobierno autorizó el uso de las playas desde el lunes 1 de marzo, pero solo en las regiones consideradas en los niveles de riesgo moderado y alto frente a la pandemia de coronavirus (covid-19), sin embargo, este ingreso estará regulado por una norma que obliga el uso, en todo momento de la mascarilla, a excepción de la zona de baño.