Pacientes que lograron vencer al covid-19 en una cama de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) podrían presentar como secuela una fibrosis pulmonar, un daño severo de pulmón que, con el tiempo, podría requerir un trasplante.