Super Mensajes

Cada inicio de año trae consigo oportunidades para consolidar una salud financiera estable que permita cumplir con los compromisos cotidianos, y a la vez ahorrar o invertir dinero según los objetivos personales. En este artículo encontrarás recomendaciones clave para una planificación financiera en 2024, enfocadas en el ahorro, la inversión y la diversificación.


1. Las cajas de ahorros y sus tasas competitivas 
Para clientes de perfil conservador, con un rendimiento asegurado en la tasa de interés por depósitos a plazo fijo.




2. Bancos para potenciar el ahorro con seguridad
La mejor medida de seguridad para los ahorros será apostar por una institución bancaria sólida. Los bancos tienen diferentes cuentas de ahorro con libre disponibilidad del dinero o plazos determinados, con tasas interesantes en soles y dólares según los objetivos de ahorro.

Inversión en dólares


Para una buena administración de las finanzas personales, la gestión de la volatilidad en los mercados locales con riesgos inflacionarios y despreciativos se vuelve imperativa. Es fundamental diversificar las inversiones, integrando cuentas de ahorro locales con inversiones en dólares y explorando diversas alternativas financieras. 

"La diversificación no solo mitiga el riesgo, sino que también optimiza las probabilidades de lograr rendimientos consistentes a largo plazo, superando las tasas disponibles por la banca tradicional en el país", señaló Alessandro Galleno, gerente comercial de X Prime.

El experto recomienda enfocarse en bonos indexados a la inflación de Estados Unidos y en instrumentos vinculados al incremento de tasas de interés. Su representada ofrece oportunidades de crecimiento anual del patrimonio entre el 7% y el 13%, tanto en el mercado de renta fija Argentina como en Estados Unidos, como ejemplos destacados.

Ahorrar a largo plazo es crucial para asegurar un futuro financiero estable. Cuando ahorramos durante un largo período, podemos acumular una cantidad significativa de dinero que nos permitirá enfrentar imprevistos, alcanzar metas importantes como comprar una casa o jubilarnos cómodamente.

“El ahorro a largo plazo nos ayuda a aprovechar el poder del interés compuesto, donde nuestro dinero genera ganancias que se reinvierten y crecen con el tiempo. Esto nos da tranquilidad y nos prepara para enfrentar cualquier eventualidad económica que pueda surgir en el camino. En resumen, el ahorro a largo plazo es una inversión en nuestro bienestar y seguridad futura”, finaliza Washington López, CEO de Washington Capital.

Más en Andina:




(FIN) NDP/GDS

Publicado: 24/2/2024