Tipo de cambio
Compra
S/.3.811
Venta
S/.3.818
Compra
S/.4.41
Venta
S/.4.5
Compra
S/.3.793
Venta
S/.3.836
Compra
S/.3.745
Venta
S/.3.897
Compra
S/.3.76
Venta
S/.3.862
Compra
S/.3.791
Venta
S/.3.853
Compra
S/.3.7
Venta
S/.3.86
Noticia Anterior
  • Inicio
  • Willax
  • Mientras en Palacio de Gobierno comen lomo fino, los más pobres comen tomates podridos

Mientras en Palacio de Gobierno comen lomo fino, los más pobres comen tomates podridos

Un palo de escoba es lo único que sostiene en pie a Visitación Espinoza Palma, un anciano de 76 años, que camina entre las tumbas de los muertos para no morirse de hambre.

A pocos metros de este cementerio clandestino, ubicado en Jicamarca, Huarochirí, está la olla común Ángeles Solidarios número 8, donde don Visitación llega todos los días para comer un menú sin pagar nada a cambio.

A simple vista no se ve, pero don Visitación está enfermo. Debajo de su camisa, a la altura de la cintura, lleva una bolsa que contiene su orina porque sufre de cáncer a la próstata.

En los bolsillos de este humilde anciano no hay dinero para comprar un pan, menos para pagar la carrera de mototaxi que lo lleve de su casa a la olla común y luego de regreso. De su familia, nadie sabe nada.

PUEDES VER | Crónicas de Impacto: “Gringo Potter” regresa a Sudáfrica luego de 10 años | VIDEO

Cuando Visitación no puede bajar a comer, es Flor Arraya Quispe quien le lleva su comida a la casa donde vive gracias a la caridad de su vecino. Está ubicada la parte más alta del asentamiento humano El Paraíso, en Jicamarca. Irónicamente, de paraíso, solo tiene el nombre.

Mientras en Palacio de Gobierno gastan el dinero de todos los peruanos en lomo fino, los más pobres comen tomates podridos, pescuezos y patitas de pollo.

PUEDES VER | Crónicas de Impacto: no te pierdas la segunda edición ‘Cocina con Bocina’ | VIDEO

AQUÍ PUEDES VER EL REPORTAJE COMPLETO:

NO DEJES DE LEER:

Síguenos también en nuestras redes sociales de FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia