Juan Pablo II, pocos días antes de su fallecimiento en 2005 – Marasmo (paralización de actividades- estancamiento moral), son palabras que se quedaron grabadas en mi mente, porque mi padre también falleció en dicho año y con la misma enfermedad del Santo Padre; lo que conocemos por la televisión, familiares y amigos, que mueren entubados en los pasillos de los hospitales, por la carencia de oxígeno, camas UCI, respirador mecánico. Y lo más grave, han dilapidado nuestras reservas y nos han endeudado hasta dentro de 100 años; y, no han ejecutado ninguna medida preventiva. La Comisión de Fiscalización del Congreso y la Fiscalía, un silencio sepulcral.

Ley de Transparencia – artículo 10 – señala: las entidades de la Administración pública tienen la obligación de proveer la información requerida (…). El país necesita conocer cuál ha sido el destino de las 500 o 600 vacunas, autoridades comunicaron sobre este hecho, cuando se dio a conocer el “vacunagate”; y, nos informen, respecto al monto pagado por la adquisición de las vacunas chinas, es nuestro dinero, al margen que no reúnen las condiciones de eficacia, los ensayos clínicos no han concluido y de acuerdo al contrato, se compra cuando éstos han finalizado; han violado lo pactado y mientras, no se demuestre lo contrario, están poniendo en riesgo la vida y salud de la población. El informe preliminar de ensayos es verdadero, no ha sido adulterado ni fraguado; políticos dejen de lado el populismo y propongan soluciones, para evitar que los peruanos sigan muriendo.

Se nombre una comisión integrada de los científicos y técnicos especialistas más calificados, para combatir la pandemia, sin intervención de políticos y el gobierno ejecuten las recomendaciones, como la inmediata adquisición de oxígeno, vacunas -que ofrezcan garantías-. Ojalá que el juzgado conceda una medida cautelar, en el proceso constitucional de amparo, interpuesto por Álvaro Paz de la Barra, a fin de que puedan importar vacunas. El Código Penal, señala en forma expresa, aún sin el consentimiento del gobierno importar, como causa de justificación, para salvar vidas, frente a una oposición del gobierno. El Dr. Manolo Fernández Díaz, termine las vacunas a favor de los peruanos, habría que denunciar a los integrantes de DIGEMID, por el delito de incumplimiento en sus funciones.

Es importante que la Fiscalía investigue sobre la responsabilidad penal en las 120,000 muertes de peruanos, aproximadamente; y, lo más lamentable que en estos últimos meses la causa de la muerte se debe a la falta de oxígeno, inaudito e inaceptable, máxime si hace meses que la población venía reclamando la implementación de plantas de este vital elemento, en diversos lugares del país. Lo más triste, que quizás somos el único país, que el número de fallecidos se incrementa por falta de oxígeno.

Más de Mario Amoretti:

OPINIÓN | Mario Amoretti: “Pueblo Unido; lucharemos por la importación de vacuna y no nos vencerán”

OPINIÓN | Mario Amoretti: “Urgente vacuna contra el COVID-19, corrupción y delincuencia violenta”

OPINIÓN | Mario Amoretti: “¿Corrupción, colusión, concusión, peculado, falsedad ideológica y genérica?”

The post OPINIÓN | Mario Amoretti: “¡Yo no quiero morir entubado en los marasmos de un hospital!” appeared first on EXITOSA NOTICIAS - NOTICIAS DEL PERU Y EL MUNDO.