Super Mensajes

Una verdadera tragedia se vivió en Apurímac luego de que el desborde del río Chumbao provocara la muerte de seis personas en la provincia de Andahuaylas. 

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado viernes 1 de marzo, según precisó la Dirección Regional de Defensa Nacional y Defensa Civil de la región. Alrededor de la 1:00 de la madrugada fuertes precipitaciones pluviales incrementaron el caudal del río, torrente que atraviesa los distritos de San Jerónimo, Andahuaylas y Talavera. 

Tragedia en Apurímac

Dentro de las personas fallecidas se encuentran Igor Jhonatan Puma Moscoso, de 18 años, y María Fernanda Olivera Quispe, de 19 años, quienes se desplazaban en un vehículo de color negro, marca Chevrolet, con placa de matrícula BJR-316, junto con otros cuatro menores de edad. El automóvil, aparentemente involucrado en un accidente, se precipitó al río Chumbao.

Por otro lado, los jóvenes fueron reconocidos como K.G.M. S. (17), E.E.B.B. (16),A.Y.M.Q. (16 años) y J.O.S. (17),cuyos cuerpos fueron hallados en la zona de Ayahuayco-Chihuanpata (Talavera).

Según las primeras informaciones, el vehículo habría estado siendo conducido por un menor de edad.  Tras algunas horas, el personal de los bomberos junto a los serenos y agentes de laPolicía Nacional para proceder con el rescate de los cadáveres que fueron arrastrados varios metros.

Respuesta de las autoridades

El Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Apurímac elaboró un reporte preliminar en el que dio cuenta de un puente que también resultó afectados. Además, varias viviendas se encuentran en evaluación.

Ante esta situación, la administración regional de Apurímac, mediante la Subgerencia de Transportes y Comunicaciones Chanka, desplegó equipos de maquinaria pesada en las áreas más vulnerables con el objetivo de llevar a cabo labores de limpieza y despeje del río Chumbao.

Asimismo, convocó a una reunión multisectorial entre las diversas autoridades con la finalidad de tomar acciones de respuesta inmediata frente a la emergencia. Por ello, se optó por la elaboración de un informe para declarar enestado de emergencia la zona por impacto de daños tras las fuertes precipitaciones. 

En esa línea, la Municipalidad provincial de Andahuaylas, a través de un comunicado, pidió al Gobierno Regional y a las distintas instituciones del Ejecutivo brindar la atención a las familias damnificadas. Por el momento, la referida jurisdicción fue declarada en alerta roja. 

De esta manera se dio cuenta del trágico accidente que cobró la vida de cuatro personas tras el desborde de un río en Apurímac