Tipo de cambio
Compra
S/.3.811
Venta
S/.3.818
Compra
S/.4.41
Venta
S/.4.5
Compra
S/.3.793
Venta
S/.3.836
Compra
S/.3.745
Venta
S/.3.897
Compra
S/.3.76
Venta
S/.3.862
Compra
S/.3.791
Venta
S/.3.853
Compra
S/.3.7
Venta
S/.3.86
Noticia Anterior
  • Inicio
  • El Men
  • Cómo afrontar la sordera en los adultos mayores

Cómo afrontar la sordera en los adultos mayores

La pérdida de audición relacionada con la edad ocurre de forma natural y progresiva al ir envejeciendo. Es uno de los trastornos más comunes que afectan a las personas mayores. En la mayoría de los casos, la pérdida de audición es gradual, ya que ambos oídos se ven afectados por igual y al mismo tiempo.

El apoyo familiar y el saber manejar esta enfermedad será de mucho apoyo para nuestros seres queridos

Es muy importante ayudar a entender al mayor su problema de audición. En general, no se dan cuenta de que su capacidad para oír se ha reducido. La dificultad auditiva aumenta con el ruido de fondo. Esto provoca que la sordera dificulte la comprensión y las relaciones sociales.

Comprender y seguir los consejos médicos puede ser una misión imposible para aquellos mayores que sufren sordera. El disfrute de las conversaciones con los amigos y la familia también se complica, creando al mayor una sensación de aislamiento. La sordera puede ir acompañada de zumbidos, vértigo y desequilibrio.

Leer también [Cuatro datos clave sobre las alteraciones de la tiroides]

CAUSAS

  • Daño al oído interno: El envejecimiento y la exposición a ruidos fuertes pueden provocar el desgaste de los vellos o de las neuronas de la cóclea que envían señales de sonido al cerebro. Cuando esos vellos o neuronas se dañan o desaparecen, las señales eléctricas no se transmiten con tanta eficiencia y se produce una pérdida de la audición. Los tonos agudos más altos pueden amortiguarse. Es posible que te resulte difícil reconocer las palabras cuando hay ruido de fondo.
  • Acumulación gradual de cerumen: El cerumen puede bloquear el canal auditivo y evitar la conducción de las ondas sonoras. La eliminación del cerumen puede ayudar a restaurar la audición.
  • Infecciones en el oído y bultos anormales o tumores en los huesos: En el oído externo o medio, cualquiera de estos factores puede causar pérdida de la audición.
  • Tímpano roto (perforación de la membrana del tímpano): Los ruidos muy fuertes (por ejemplo, estallidos), los cambios repentinos en la presión, un objeto con punta que se mete en el oído y las infecciones pueden causar que el tímpano se rompa y afecte la audición.

 

FACTORES DE RIESGO

  • Envejecimiento: Con el paso del tiempo, las estructuras del oído se degeneran.
  • Ruidos fuertes: La exposición a sonidos fuertes puede dañar las células del oído interno. El daño puede aparecer con la exposición prolongada a sonidos fuertes o por un estallido breve, por ejemplo, un disparo de arma de fuego.
  • Factor hereditario: Es posible que tu composición genética te haga más vulnerable al daño en el oído por ruidos o al deterioro por envejecimiento.
  • Ruidos laborales: Los empleos en los que los ruidos fuertes son parte habitual del entorno laboral, por ejemplo, las tareas agrícolas, la construcción o el trabajo en una fábrica, pueden causar daño dentro del oído.

Leer también [Comida entre los dientes: cómo librarte de forma segura y evitar el mal aliento]

SÍNTOMAS

  • Amortiguación del habla y de otros sonidos
  • Dificultad para comprender palabras, en especial, cuando hay ruido de fondo o en una multitud
  • Problema para oír las consonantes
  • Pedirles frecuentemente a los demás que hablen más lento, con mayor claridad y más alto
  • Necesidad de subir el volumen de la televisión o de la radio
  • Abstenerse de participar en las conversaciones
  • Evitar algunos entornos sociales

Si tienes una pérdida de la audición repentina, en particular, en un oído, busca atención médica inmediata. Habla con tu médico si la dificultad para oír afecta tu vida diaria. La pérdida de audición relacionada con la edad ocurre gradualmente, por lo que es posible que no lo notes al principio.

 

TRATAMIENTO

Audífonos

Son aparatos electrónicos que se usan en el oído o detrás de la oreja y hacen que los sonidos sean más fuertes. Las cosas suenan diferentes cuando se usan audífonos, pero un audiólogo o un especialista en audífonos puede ayudarle a acostumbrarse a ellos.

Para encontrar el audífono que mejor funcione para usted, es posible que se tenga que probar más de uno. Pregúntele a su audiólogo o especialista en audición si puede tener un período de prueba con algunos audífonos diferentes. Ambos pueden trabajar juntos hasta que se sienta cómodo.

Los implantes cocleares

Son pequeños aparatos electrónicos que se implantan en el oído interno mediante una cirugía. Ayudan a darle una sensación de sonido a las personas que están profundamente sordas o que tienen problemas severos de audición. Si su pérdida de audición es severa, su médico puede recomendarle un implante coclear en un oído o en ambos.

Los aparatos de ayuda para la audición

Incluyen dispositivos de amplificación para el teléfono fijo y los teléfonos celulares, aplicaciones para el celular inteligente (“smartphone”) o la tableta, y sistemas de circuito cerrado (bucles de bobina de inducción) en los lugares de oración, teatros y auditorios.

La lectura de labios o la lectura del habla

Es otra opción que ayuda a las personas con problemas de audición a seguir una conversación. Las personas que usan este método ponen mucha atención a los demás cuando hablan, observando cómo la persona que está hablando mueve la boca y el cuerpo.

 

APOYO DE LOS FAMILIARES Y AMIGOS

  • Hazles saber tus problemas auditivos. No temas, van a comprenderte.
  • Cuando mantenga una conversación con algún familiar o amigo, pídele que te miren para poder ver sus caras y así poder prestar más atención y mejorar la comprensión.
  • Pídeles que hablen con un tono alto, pero que no griten. No hace falta hablar despacio, sino vocalizar y hablar con claridad.
  • Apague los emisores de ruidos de fondo como el televisor o la radio.

La entrada Cómo afrontar la sordera en los adultos mayores se publicó primero en El Men.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia