“Yo no soy Lenin Moreno… yo acá llegué con Cristina y me voy con Cristina (Fernández)”. Esa fue la declaración que el presidente de Argentina, Alberto Fernández, realizó en una entrevista en su país y que provocó la protesta del Gobierno de Ecuador. El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana instruyó a la Embajada del Ecuador en Argentina presentar al Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país una enérgica protesta por las declaraciones del Presidente Fernández realizadas ayer en el canal 5 noticias. “El Gobierno del Ecuador rechazó enfáticamente las expresiones utilizadas por el Presidente Alberto Fernández, las cuales considera una inaceptable intervención en los asuntos internos de otro Estado”. En la misiva de protesta, se señala que el Gobierno ecuatoriano no acepta que se realicen comparaciones insultantes para con el Presidente de la República del Ecuador. Termina la comunicación afirmando que el sistema de Justicia del Ecuador goza en la actualidad de absoluta independencia y autonomía en todos sus actos y, el trabajo que viene realizando en la lucha contra la corrupción, tiene el único propósito de devolver el estado de derecho y la libertad de acción al poder judicial ecuatoriano. El Mandatario argentino dijo en su declaración sobre lo que pensaba de los que esperaban o esperan que él se pelee con su vicepresidenta Cristina Fernández, quien lo llevó a la Presidencia, dijo literalmente que no es como el Presidente ecuatoriano. “Yo no soy Lenin Moreno… yo acá llegué con Cristina y me voy con Cristina. Llegué con Cristina, con Máximo (Kirchner, hijo de Cristina), con Sergio (Massa) y conmigo y con muchos otros más. No voy a romper esa unidad, dijo.