ROBERTO SÁNCHEZ

 

Panorama Desolador.- en el Perú, cada 2 horas un niño o niña es abusada sexualmente, esa cifra desgarradora constituye en este periodo de emergencia sanitaria en una terrible condición social y de alta vulnerabilidad y desprotección de nuestra infancia. Si bien es cierto, actualmente la lucha contra la violencia sexual en niños, niñas y adolescentes dispone de un programa nacional para la violencia familiar y existen otros servicios desde el sistema de justicia, ministerio público, la policía nacional, y con ofertas de enfoque preventivo desde el ministerio de educación y atención clínica desde el ministerio de salud. Resultan todas inefectivas la luz de los reportes oficiales y de subregistro. Estamos ante un fenómeno psicosocial que crece y tendrá efectos terribles de aquí en adelante.es urgente dotar de mejor y sólida institucionalidad a la promoción y atención de la salud mental. Crear un viceministerio de la salud mental en el seno del ministerio de salud es atribuirla de efectiva voluntad política.

Los niños como objetos y cosas,- esta concepción de fondo cultural y de “dominio” y “fuerza del mundo adulto” sobre los niños y niñas es profundamente arraigado. Es abuso de poder, es una corriente de cosificación infantil que al concebirlas como personas aún en proceso de lograrse, devienen en “objetos y cosas” que dependen absolutamente a manera de propiedad privada de los padres, tutores o del mundo adulto, incluso de una visión religiosa. Estos factores no ocultan que estamos ante una espiral de degradación que como sociedad no estamos enfrentándola desde una perspectiva transversal y articulada desde la institucionalidad del sistema de políticas públicas. La salud mental como concepto de bienestar social, emocional, físico, intelectual o bien como la capacidad de afrontar y enfrentar los desafíos cotidianos de la vida personal, familiar y social, deben ser promovidas desde la comunidad y el barrio. Por eso la importancia del Centro de Salud Mental Comunitario.

Cotidianidad violenta.- los feminicidios llegaron a 132 el año 2020. De cada 10 personas que necesitan atención especializada en salud mental solo 2 logran tener atención. A 400 personas llegan los suicidios el 2020 y de ellos, 70 son menores de 18 años. A la pandemia generadora de más de 120mil muertes debemos resaltar que las cuarentenas y régimen de aislamiento por la emergencia tienen efectos lesivos en los niños, adolescentes, en el rendimiento escolar, socialización y su desenvolvimiento emocional. El duelo negado de miles de familiares que van cayendo en esta lucha pandémica, social y económica lacera el espíritu de los más fuertes.

La CEPAL y UNICEF (2020) han advertido que en América Latina los factores de riesgo para que niñas, niños y adolescentes sean víctimas de violencia en el hogar se han exacerbado. Entre estos, se resalta el incremento en los reportes de violencia contra la mujer (que tiene una estrecha relación con violencia perpetrada contra niñas, niños y adolescentes), el aumento en el estrés y la ansiedad, el impacto económico en la niñez y adolescencia, el incremento de la actividad en internet tanto de niñas, niños y adolescentes, como de los perpetradores de violencia sexual.

Agenda Latinoamericana; 1. Poner a la niñez en el centro de las políticas y planes para la recuperación económica, 2. Optimizar recursos mediante la convergencia de servicios que, entre otras, permita atender de forma coordinada los casos de violencia contra las mujeres y contra las niñas, niños y adolescentes. Ver https://www.unicef.org/lac/informes/violencia-contra-ninas-ninos-y-adolescentes-en-tiempos-de-covid-19

Una Cultura Humanista con base científica.- La defensa de una educación humanista y científica a nuestros niños nos obliga a un gran consenso nacional; desterrar la discriminación, el machismo y toda propuesta vejatoria de la dignidad y libertad de las mujeres. El ánimo patrimonial de enfoques religiosos presentes por ejemplo en las expresiones de Rafael López Aliaga y su fórmula presidencial además de indefendibles se constituyen en una amenaza neolítica a la sociedad. Imaginemos que harían ellos desde el ejecutivo o desde el gobierno en políticas de salud, educación y la lucha contra discriminación.

Emergencia Perú.- La defensoría del pueblo ha referido que 345 niñas/os y adolescentes fueron reportadas/os como desaparecidas/os durante el mes de enero 2021, de esta cifra, 266 eran niñas y adolescentes mujeres, es decir, un 77 %, lo cual reafirma la mayor vulnerabilidad por el factor de género de las víctimas. Lima, por tener la mayor cantidad de habitantes, sigue siendo el departamento con la mayor cifra (92), seguida de Lambayeque (17) y Callao (17). Presidente Sagasti, previsión es el remedio urgente para dar seguimiento a esta situación.

Cultivar el espíritu, cuidar sus cuerpos y expandir sus derechos.- democratizar la sociedad peruana del bicentenario empieza desde la protección constitucional plena de nuestra infancia y los derechos a la salud, educación como cuestiones fundamentales. Por eso le proponemos al país, una nueva constitución que sí las defienda como tal. Un pueblo educado es un pueblo libre. Que nuestros jóvenes tengan ingreso libre a la universidad e institutos públicos. Y que una nueva economía de progreso tenga como centro dotarnos de calidad de vida para nuestros Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes. Es el compromiso de Juntos por el Perú y mi promesa.