Cuando muchos en el mundo aún veían a Uruguay como una excepción latinoamericana en el control de contagios de covid-19, el doctor Julio Medina lanzó una advertencia desde allí.