La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) expresó hoy su solidaridad con Ana Estrada Ugarte, quien solicitó de poner fin a su vida, debido a una grave enfermedad, decisión que fue apoyada con la sentencia tomada por el Décimo Primer Juzgado Constitucional de la Corte de Lima.