Tanto el número de nuevos contagios, así como el de fallecimientos por la pandemia de coronavirus (covid-19), registraron un ligero descenso durante febrero pasado en la provincia del Santa, considerada el “epicentro” de la pandemia en la región Áncash.