Usuarios de las redes sociales de Facebook mantenían problemas de conexión y no podían acceder a las publicaciones ni intercambias mensajes con sus contactos en las apps.