En un principio parece un juego inocente, pero debería estar alejado de los niños.