El tenista de Belgrado, que aseguró el sábado la condición de número uno del mundo al término del año por séptima vez, sumó su trofeos Masters 1.000 número 37, uno más que Nadal.