La tasa de aceptación de la vacunación en el Reino Unido es muy alta, de alrededor el 90 %, pero algunas minorías son reticentes.