El presidente de Brasil llamó de "hipócritas" a los gobernadores y alcaldes que multan las personas por no usar el tapabocas, pero que "no dan ejemplo".