En Gales declararon culpbale a David Henderson, que admitió su responsabilidad, en la muerte del futbolista argentino Emiliano Sala.