El director del hospital Honorio Delgado, Richard Hernández, dijo que el personal de salud trabaja al límite de su capacidad y están al borde del colapso por el incremento de casos COVID-19.