Super Mensajes

‘Il Peruviano’ salió al rescate de su equipo en un momento crucial, como ha sido habitual a lo largo de su carrera. Su muy celebrada anotación permitió que Cerdeña se mantuviera en la máxima categoría de Italia.

La ciudad de Cerdeña vuelve a rendirse ante Gianluca Lapadula. Esta vez, no por llevarlos a la cima como sucedió la temporada pasada, sino por mantenerlos en la máxima categoría de Italia, alejando toda posibilidad de descenso. El ‘9’ de Perúlo hizo de nuevo: rescató a su equipo, el Cagliari, en un momento crucial y se convirtió en un héroe indiscutible.

En el estadio Mapei, los hombres de Claudio Ranieri se destacaron. Sin embargo, uno de ellos brilló de manera especial: el peruano Gianluca Lapadula, cuya presencia en la zona ofensiva fue crucial para asegurar la supervivencia en la Serie A.

El enfrentamiento entre Sassuoloy Cagliari fue sumamente delicado, considerando la situación en la clasificación de la temporada actual. Era una cuestión de ganar o ganar para seguir en la Primera División. A pesar de las adversidades y con el público en contra, los ‘sardos’ lograron superar este desafío titánico gracias a su goleador ítalo-peruano.

Precisamente, Lapadula desató la euforia de la permanencia en el último tramo del partido. Al minuto 90, cuando los ‘rossoblù’ ya ganaban 1-0, Sassuolo presionaba intensamente, amenazando con empatar. En medio de esta tensión, los locales cometieron un error crucial al derribar al ‘9’ en el área. El albanés Marash Kumbulla fue el responsable del penal a favor de Cagliari.

Se produjo una breve disputa entre los jugadores de Cagliari para determinar quién lanzaría el penal. Aunque el colombiano Yerry Mina había sido el encargado en los últimos partidos, Gianluca Lapadula insistió en cobrarlo, argumentando que había sido él quien sufrió la falta. La decisión final fue del peruano, quien ejecutó una definición cruzada, corriendo emotivamente hacia las graderías para celebrar.

El campo se llenó de frenesí y la zona técnica de alivio, ya que la pelota cruzó la línea de meta de Sassuolo. Lo que siguió fue una estrategia de mantener la posesión lejos de su área hasta el pitido final.

El técnico Ranieri logró superar una evaluación de alto riesgo, con un primer gol de Matteo Prati (71′) y la estocada final del ‘Il Peruviano’, quien también puso fin a una larga sequía goleadora.

Leer también: