En febrero, la ejecución de la inversión pública duplicó más de lo invertido el mes previo y alcanzó el 4.7% de su Presupuesto Institucional Modificado (PIM). Así, el monto invertido en el mes superó en 17% a lo ejecutado durante el mismo periodo de 2020.

Según nivel de gobierno, los gobiernos locales presentan el mayor avance acumulado en el transcurso del año (7.7%). Esto se debe, en parte, a que su PIM para inversión 2021 se redujo en 37% respecto al de 2020. En contraste, el PIM anual para inversión del Gobierno Nacional se incrementó en 47%.

De las cinco funciones con mayor presupuesto para inversión pública, salud, educación y transporte incrementaron su ejecución en febrero en comparación con el mismo mes de 2020. Además, su avance acumulado al cierre del mes supera a lo registrado durante el mismo periodo del año pasado.

La mayor inversión en salud responde al mejoramiento de los hospitales de apoyo de Pomabamba y Yungay, en Áncash, así como a la adquisición de equipos de diagnóstico y tratamiento del Covid-19.

Por otro lado, la inversión mensual en las funciones saneamiento y agropecuaria se redujeron en 18% y 33%, respectivamente, en el mes de febrero. El limitado avance de la inversión agropecuaria se explica por la baja inversión en estudios de inversión por parte del Gobierno Nacional, principalmente en el departamento de Lima.

A la fecha, las regiones San Martín, Loreto y Ucayali presentan el mayor avance acumulado de su presupuesto para inversión pública. El monto invertido en febrero en Loreto y Ucayali se incrementó en 29% y 25%, respectivamente, en términos interanuales. Por el contrario, las regiones que registran el menor avance acumulado son Pasco, Ica y Callao.