El exvicepresidente del Gobierno español y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, fue acusado por corrupción al iniciarse proceso judicial a partir de una investigación en su contra que duraba ya cinco años.

Así lo informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, órgano que decidió “transformar las diligencias previas de la instrucción por el denominado caso Rato en procedimiento abreviado”, lo que podría llevar a juicio el patrimonio del exvicegobernante.

Los hechos investigados y que se propone que sean juzgados consisten en una trama de corrupción liderada por rato para apropiarse recursos de la institución bancaria Bankia (anteriormente Caja Madrid) destinados a contratos publicitarios.

En las actividades ilegales habrían participado otras 13 personas naturales y tres jurídicas, todas acusadas en la propia causa por corrupción en los negocios, blanqueo de capitales y elusión fiscal presuntamente cometidos entre los años 2011 y 2012.

Rato ya fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión por un delito de apropiación indebida por haberse adjudicado ilícitamente, junto a 63 directivos de Bankia, de fondos de la entidad para gastos personales.