Ocurrió en el parque zonal Huiracocha