Con una inversión de alrededor de 50 millones de dólares, que se iniciará en agosto próximo, se ejecutarán cuatro proyectos de inversión pública que contribuirán a la reducción de la deforestación y disminución de los efectos del cambio climático en once regiones del país que forman parte de la Amazonía peruana.