Los usuarios de WhatsApp que no acepten los cambios perderán primero algunas funciones y eventualmente su cuenta.