El Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) informó este sábado que el fuerte sismo de magnitud 6.7 que remeció la región Tumbes, con epicentro en Ecuador, dejó daños materiales y humanos.

De acuerdo con su más reciente reporte preliminar, el movimiento telúrico ocasionó la muerte una niña de 4 años, quien sufrió traumatismo encéfalo craneano, luego de que resultara "herida producto de la caída de una calamina (parte de un tejado) de su vivienda".

"La paciente de cuatro años ha ingresado a la sala de emergencia aproximadamente a las 2:20 de la tarde, ingresando directamente el área de trauma shock, donde inmediatamente ha corrido todo el equipo incluyendo el neurocirujano, los médicos intensivistas, pedriatas y cirujanos, disponiendose. Se ha trasladado a la sala de operaciones. Lamentablemente, a pesar de todo este gran esfuerzo de este equipo humano, la menor no soportó el acto quirúrgico, falleciendo aproxiamdamente a las 15:15 de la tarde", contó, por su parte, Cesar Palomino, director del Hospital Regional 'Jose Alfredo Mendoza Olavarria', a RPP.

El COEN detalló que, en las provincias de Tumbes, Contralmirante Villar y Zarumilla, se identificaron a 29 personas damnificadas y 73 afectadas, así como viviendas inhabilitadas (5),afectadas (21) y colapsadas (5),además de dos centros de salud afectados.

Asimismo, el Centro de Operaciones de Emergencia Sectorial del Ministerio de Transportes y Comunicaciones informó que el aeropuerto de Tumbes no reporta daños en la pista, ni en el terminal de pasajeros y torre de control. También señaló que no se reporta afectación en la vía Sullana-Aguas Verdes ni afectación a las comunicaciones.

"El temblor más fuerte"

El alcalde provincial de Zarumilla, Christian Aguayo, declaró en RPP que este ha sido "el temblor más fuerte que he podido presenciar en toda mi vida".

"Tanto es así que algunos postes de luz han sido afectados y algunas viviendas están rajadas. Todo el mundo salió porque, al parecer, se iban a caer las calaminas, la infraestructura", expresó.

La Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra reportó que el evento no genera una alerta de tsunami en el litoral peruano.