El bebé fue separado de su padre durante la evacuación de personas ante el avance de talibanes en Afganistán. Un taxista y su esposa cuidaron de él durante los últimos meses.