Un proyecto de ley está a poco de ser aprobado y evitaría que las empresas tecnológicas bloqueen a políticos. Este proyecto fue impulsado por ambas cámaras en la legislatura de Florida.