Si el Perú se retirase de los TLC perdería ventajas competitivas en exportación que harían que los otros países opten por comprarle a otros proveedores.