Uber envió por error correos ofreciendo seguros médicos a conductores, pero solo estaban destinados a una ciudad del mundo.