Los empresarios hoteleros también vieron mermados sus ingresos por la COVID-19 en estos meses, por lo que tuvieron que implementar los respectivos protocolos y reducir sus aforos