El juguete presenta lo más cercano que hemos visto hasta ahora respecto a las películas de Star Wars