El Dr. Mario Encinas, presidente de la Sociedad Peruana de Pediatría, explicó que la suspensión prolongada de las clases presenciales ha ocasionado serias consecuencias en la salud de los niños tanto física, emocional y psicológica.