Desde el pasado mes de setiembre, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) advirtió de la falta de lluvias en diez regiones de la sierra central y el sur del país, tales como Áncash, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco, Arequipa, Puno, Moquegua y Tacna.

Según el Senamhi, este fenómeno se extenderá hasta los primeros días del presente mes, lo cual disparó las alarmas en cuanto al suministro de agua en Lima, que depende de las lluvias para abastecer los reservorios de Sedapal.

Ante ello, Katia Ochoa, gerenta de Sedapal, en Ampliación de Noticias, señaló que este fenómeno no significará una reducción en el abastecimiento de agua destinada para la ciudad capital.

"Actualmente, estamos brindando el servicio sin restricción alguna. Estamos haciendo los mayores esfuerzos (frente a) esta época que es regularmente seca en Lima, motivo por el cual traemos esta agua que almacenamos en la sierra central para abastecer el proceso de potabilización de agua y distribuir con normalidad el agua en Lima", explicó.

Ochoa subrayó que esta ausencia de lluvias se da "todos los años", pero que su institución viene haciendo un trabajo coordinado con el Senahmi y que el normal abastecimiento de agua está garantizado "de noviembre hasta marzo" del próximo año.

"Lima está situada en un desierto y la situación de los cambios climáticos que se dan a nivel mundial afectan también el proceso de lluvia en estas épocas. Efectivamente, esperamos que en el transcurrir de los días, el tema de las lluvias mejore, pero esa es una variable natural y la naturaleza no la podemos controlar", remarcó.

Campaña 'Es Hora de Valorar el Agua'

Dada esta situación, Ochoa señaló que, si bien no disminuirá el abastecimiento de agua potable en Lima, es importante que la población sea concientizada respecto al "uso racional del agua". Para ello, Sedapal se encuentra impulsando la campaña 'Es Hora de Valorar el Agua'.

"Quizá no podamos cambiar el hecho de que llueva o no, pero debemos tener claro que hay otra variable que es decisiva en situaciones como ésta y es el hecho de un uso racional del agua por parte de toda la población", sostuvo.

"La OMS establece que el consumo diario de agua por cada habitante debería estar entre 50 y 100 litros; pero, hoy en día, estamos por encima de los 100. Incluso hay lugares en los que podemos llegar tranquilamente a los 200 litros por habitante", agregó.

Por ello, la campaña  'Es Hora de Valorar el Agua' incide en la educación sanitaria en los colegios, para que los hábitos de cuidado del agua inicien desde temprana edad.

"Desde el equipo de Sedapal, estamos haciendo esfuerzos para tener una gestión de educación sanitaria en los colegios, porque estamos convencidos de que son los niños quienes tienen que cambiar la sociedad en adelante. Pero, en este momento, es necesario educarnos porque son ellos quienes llevan los buenos ejemplos de la escuela a casa", explicó.

Además, la gerenta de Sedapal indicó que el "uso racional del agua" tiene dos efectos: preservar las fuentes que permiten mantener un abastecimiento continuo; y un ahorro directo para el consumidor en sus recibos de agua.

"¿Qué podemos hacer? Contribuir ahora para evitar que las siguientes generaciones se queden sin agua. ¿Cómo lo hacemos? Haciendo un uso racional en situaciones muy cotidianas: ducharnos procurando que la llave esté abierta no más de 5 minutos; no dejar el agua correr al cepillarnos los dientes, sino usar un vaso con agua; cuando nos lavamos las manos, no dejar el caño abierto", explicó.