La compañía creadora del dispositivo de streaming para televisores acusó a Google de pedir información “invasiva” de sus usuarios.