La Organización Mundial de la Salud analiza la nueva variante del coronavirus descubierta en Sudáfrica. 'No hay motivo para la alarma, pero hay que ver qué significa', indicó un representante de la organización.