Un informe de ProPublica revela que multimillonarios, como Jeff Bezos y Elon Musk, pagan un porcentaje significativamente menor de sus ingresos al gobierno federal de Estados Unidos en comparación con el ciudadano promedio.