El canciller mexicano Marcelo Ebrard y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, solicitaron que se investigue de inmediato las causas del desplome del metro en Ciudad de México.