El señor Idelfonso Sandoval, de 82 años, partió del caserío Mazana, río Itaya, a las 5: 30 a. m.  y luego de una hora de viaje llegó al colegio Santo Cristo de Bagazán, en Belén. "No hemos salido (desde el año pasado). Mis hijas me enviaban mis alimentos... Mis hijas me han obligado a vacunarme para poder venir acá, a la ciudad", señaló.