Según la Defensoría, se encontraron incubadoras inoperativas, infreaestructura en mal estado, falta de equipos médicos y desabastecimiento de medicamentos, lo que colocaría en riesgo la salud de los neonatos. "Tras las supervisiones, hemos encontrado algunas situaciones que preocupan", dijo el vocero de la institución en Loreto.