Científicos lograron crear tejidos de un hígado humano a partir de células e impresión 3D. Se espera que, en el futuro, los órganos artificiales puedan ser trasplantados a personas que los necesiten.