Katy Perry vendió los derechos de sus cinco álbumes publicados entre 2008 y 2020 con el sello discográfico Capitol Records a la compañía Litmus Music por un valor de 225 millones de dólares, informaron medios estadounidenses.

La nueva empresa propietaria de parte del repertorio de Perry no hizo públicos los detalles económicos de la operación, pero informó en un comunicado que el acuerdo incluía las grabaciones originales de la estrella del pop en esos cinco discos y sus derechos de publicación.

Los álbumes que desde ahora pasará a explotar Litmus Music, una empresa de derechos musicales dentro de la firma de inversión global Carlyle Group, son: One of the Boys (2008),Teenage Dream (2010),PRISM (2013),Witness (2017) y Smile (2020).

El grupo Universal Music seguirá siendo el dueño de los másters de los cinco discos.

Acuerdo "esencial"

El vínculo entre Katy Perry y Litmus Music confirma un rumor que venía creciendo en las últimas semanas dentro de la industria debido a la estrecha relación profesional entre la cantante y Dan McCarroll, ahora cofundador y director creativo de Litmus Music, desde su anterior etapa como presidente de Capitol Records.

"Me siento muy honrado de asociarme con ella de nuevo y de ayudar a Litmus a gestionar su increíble repertorio. (..) Es una visionaria creativa que ha tenido un gran impacto en la música, la televisión, el cine y la filantropía", dijo McCarroll en el comunicado.

El también cofundador y director ejecutivo de Litmus Music, Hank Forsyth, calificó el acuerdo como "esencial" porque, según su visión, los temas de Katy Perry son ya "parte del tejido cultural global".

Se suma a la tendencia de vender su catálogo musical

Katy Perry es la primera mujer, y la segunda artista tras Michael Jackson, que ha conseguido colocar cinco canciones en el top histórico Billboard en Estados Unidos gracias, sobre todo, a su gran populariad durante la década pasada.

Durante los últimos años, la creadora de California Gurls prefirió enfocarse en una de serie de actuaciones permanentes en Las Vegas, en desarrollar su labor filantrópica con su fundación (Firework Foundation) y con Unicef, y en formar una familia con su pareja, el actor Orlando Bloom.

La venta del catálogo de Katy Perry se une a otras grandes operaciones acometidas en el sector este año, como la adquisición de los derechos musicales de Justin Bieber por parte de Hipgnosis Songs Capital o la compra del repertorio de Dr. Dre por Universal Music y Shamrock Holdings, ambas por 200 millones de dólares. (EFE)